Trabajando muy de cerca con nuestros clientes

Días atrás contaba la importancia de alejarnos del número de páginas vistas como medidor único del desempeño de Hipertextual o publicar contenido para robots y rendirme ante dios Google. Y en vez de eso decidir de una vez por todas que hay cosas más importantes como la calidad de los contenidos, el proponer cosas nuevas como medio digital, el enfocarnos en lo que es realmente importante y darle más peso a la calidad por encima de cantidad.

Decidir recorrer ese camino implica algunos cambios fundamentales en las filosofías habituales comerciales de una empresa de medios. Implica darte cuenta que los banners tradicionales o la publicidad de siempre en internet es insuficiente. La desventaja de aceptar dicha premisa es que te das cuenta que elegiste el camino más difícil de todos.

La ventaja es que se abre una puerta a un sin fin de posibilidades nuevas, donde la creatividad es primordial y por medio de la cual puedes empezar a trabajar muy de cerca con tus clientes para hacer acciones distintas y sobre todo: que te gusten.

Uno de los “pesos” con los que tienes que cargar cuando trabajas o diriges un medio de comunicación es aceptar que la gran mayoría de la publicidad que muestras es fea. Pero cuando te acercas al cliente y haces cosas nuevas puedes hacer cosas realmente bonitas

Durante 2013 empezamos a poner bastante más empeño en nuestros videos, nos hemos rodeado de personas de mucho talento y publicamos contenido audiovisual de muchísima calidad. Nos han copiado, nos han imitado (y hasta se agradece, es un lindo halago) pero creemos que hemos conseguido un lenguaje visual bastante particular que quisimos ofrecer a Nokia. ¿El resultado? Publicidad de la cual nos sentimos realmente orgullosos de mostrar:


La mejor música de 2013

Se que este año llego muy tarde, pero no quería perder la oportunidad de recomendar lo que creo, en mi humilde opinión. que es ha la mejor música de 2013.

No están en ningún orden en particular y son más que los habituales “diez mejores”, pero 2013 ha sido un año maravilloso para la música y muchas cosas buenas se lanzaron durante el año que acaba de terminar.

  • Boards of Canada - Tomorrow’s Harvest
  • Chvrches - The Bones of What You Believe
  • Burial - Rival Dealer
  • James Blake - Overgrown
  • Steven Wilson - The Raven that Refused to Sing (And Other Stories)
  • Drake - Nothing Was the Same
  • Blood Orange - Cupid Deluxe
  • Darkside - Psychic
  • Arcade Fire - Reflektor
  • Daft Punk - Random Access Memories
  • Disclosure - Settle
  • Kanye West - Yeezus
  • David Bowie - The Next Day
  • John Grant - Pale Green Ghosts

Renunciando a postrarme ante el altar de las páginas vistas y el contenido para SEO

Escribo esto, posiblemente con mucha adrenalina aún, de que acaba de finalizar el primer evento organizado por nosotros, Hipertextual Up que es producto de una visión que he tenido durante mucho tiempo, no solo con relación a la organización de encuentros de este tipo, sino a la forma general en que considero que se debe de llevar una compañía de contenidos.

También acabo de leer el texto de despedida de Om Malik de GigaOM (compañía que fundó) donde dice algo que me ha impactado mucho:

En 2008 nuestra compañía tomó la decisión que no rezaríamos al altar de las páginas vistas y las métricas de publicidad que solamente devalúan la atención y el tiempo de nuestros lectores.

Es una visión que comparto en su totalidad, adoptada después de competir en la clásica carrera heredada de los medios de comunicación tradicionales de “quien la tiene más larga”, que solo termina quemando la calidad que se puede generar a cambio de performance, escribir para los buscadores, solo ser capaz de ofrecer volumen a anunciantes y jugar el juego de las agencias de medios.

Hace un poco más de un año tomé la difícil decisión de transformar la filosofía de Hipertextual y empezar a tener discusiones internas que se alejan de “cantidad” y se acercan a la “calidad”. En hacer menos, para hacerlo mejor, en perder el miedo a “tener menos páginas vistas que la competencia” y tomar el reto de “siempre ofrecer el mejor contenido de un medio digital de nicho”. De manera natural cerramos todas las publicaciones que no tienen relación a la tecnología para enfocarnos en lo que nos apasiona realmente. Empezamos a tomar toda clase de decisiones y acciones para que nuestro contenido le de valor real a nuestros visitantes, a ser más profesionales con nuestros partners, con las marcas, con nuestros clientes.

Por eso no jugamos el juego de los Comscores y los Nielsen, por eso nos alejamos como si se tratara de una enfermedad contagiosa mortal de las “cesiones de tráfico” para aparecer más alto en el ranking.

Hipertextual Up sigue esa misma filosofía: ¿de qué sirve organizar eventos masivos o hacer los ultra-choteados premios a lo mejor de la industria (no se confundan, eso se hace básicamente para quedar bien con un grupo de marcas) si los asistentes no se llevan algo de valor, si el objetivo en si mismo no es acerca de ofrecer una altísima calidad de convocatoria que genere discusiones y sirva como un encuentro para crear ecosistema entre diferentes ámbitos económicos de la región? Por eso apostamos por el talento.

Pero la decisión ha sido acertada, hoy Hipertextual es una empresa de contenidos mucho más grande, mucho más profesional y enfocada de lo que jamás imaginé posible. Hoy buscamos ofrecer calidad tanto a nuestra audiencia como a nuestros clientes. Llegar a las personas correctas, publicar de las cosas que realmente nos gustan (y no publicar de todo, por todo y para todo solo para generar volumen y vender usuarios “al peso”). Para nosotros nuestros lectores tienen mucho más valor que eso.

¿Tenemos errores? Muchos, y no dejaremos de tenerlos, pero lo importante es que hacemos mucho esfuerzo para que sean aprendizajes y poder ofrecer cada vez un producto mejor.